La familia en época navideña

La Navidad está muy cerca, las celebraciones  con la familia directa y con la familia política, decidir con quién ir cada día y cuáles son las condiciones que debemos cumplir, que esperamos de los otros y que esperan de nosotros.

Aunque son fechas donde la emoción, el buen humor, al felicidad y el amor están presentes, recibir y hacer regalos como símbolo especial, cenas cargadas de alimentos caros y exquisitos, no siempre se viven momentos agradables, y es precisamente en esta época del año cuando mayor número de discusiones ocurren en el seno familiar, y a nivel de pareja, las separaciones se disparan. ¿Por qué ocurre esto?

A menudo en las familias se ocultan conversaciones, enterrando emociones, y sentimientos que hieren y con el paso del tiempo se hacen cada vez más molestos para uno mismo. Lo que no se habla y se exterioriza, se queda dentro  a modo de reproches hacia otros o incluso hacia uno mismo. Cuando, por un acontecimiento, se abre la caja de Pandora, se abre para todos, y descubrimos que cada miembro de la familia tiene algo de lo que quejarse y algo que reprochar, se rompe la “conspiración del silencio”, y estalla el episodio de discusión familiar.

Las dinámicas familiares son extremadamente complejas, y cada familia es única en su constitución y  desarrollo, cambiar esto es complicado, lo que sí se puede hacer es cambiar la forma de enfrentarnos a este tipo de situaciones, y tratar de que nos afecten lo mínimo posible.

Compárteme en:
fb-share-icon20
Tweet 20

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *