La psicoterapia psicoanalítica es una transformación del psicoanálisis que emana históricamente de él: de él proviene, de él toma todas sus orientaciones y con él se contrasta y se compara continuamente. Así, Hernández (1994) explica que “bajo una perspectiva histórica la psicoterapia, el psicoanálisis y la psicoterapia psicoanalítica podrían unirse en una misma secuencia cronológica” .

Sin embargo, existe una diferencia entre el psicoanálisis y la psicoterapia psicoanalítica, esta última se propone objetivos más limitados que los del psicoanálisis así como también alcanzarlos en un tiempo más breve (Hernández, 1994). Sin embargo, Gómez (2008), menciona que algunos psicoterapeutas aceptan la idea de que el psicoanálisis y la psicoterapia psicoanalítica pueden complementarseintroduciendo en un primer instante la psicoterapia y luego el psicoanálisis.

Se puede decir entonces que la Psicoterapia Psicoanalítica es un proceso terapéutico apoyado en las teorías psicoanalíticas que nos ayuda a solucionar nuestros problemas psicológicos por medio de un aumento del conocimiento y la comprensión de nuestro mundo interno (Asociación española de psicoterapia psicoanalítica, s.f.).

            Por otra parte, la psicoterapia psicoanalítica supone que muchos problemas psicológicos están provocados por los restos de los impulsos y conflictos reprimidos de la niñez, éstaintenta que los sentimientos reprimidos aparezcan en la conciencia, para que así el paciente pueda enfrentarlos (Myers, 2005). De esta forma “es un método psicológico, que por la recolección y la interpretación de asociaciones, busca los motivos e impulsos inconscientes de la vida psíquica” (Pfister, 1959, p. 72), teniendo como objetivo ayudar a los pacientes en el proceso de hacer insight, definido como la capacidad de introspección sobre el origen de sus conflictos (Compas y Gotlib, 2003).

De acuerdo a lo anteriormente citado, se puede decir que la psicoterapia psicoanalítica busca ayudar al paciente a hacer consciencia de la información inconsciente, en pocas palabras, busca que la persona haga consciente lo inconsciente, siendo este proceso el medio mediante el cual el paciente se reestructura (Méndez y Fernández, 2009).

Esta reestructuración es el efecto del tratamiento psicoanalítico, que se entiende como el proceso de transformación mediante el cual el sujeto, que se presenta como paciente, empieza a tomar responsabilidad de su situación conflictiva producida por la falta o exceso de satisfacción (Thompson, et al., deben nombrarse todos la primera vez2004). Para llevar a cabo este proceso de transformación, en psicoanálisis, existen diversos métodos: uso de la hipnosis, asociación libre, análisis de los sueños, resistencia, transferencia y relación terapeuta-paciente, catarsis e interpretación y elaboración (Compas y Gotlib, 2003).

Al tomar en cuentaque la psicoterapia psicoanalítica tiene como objetivo producir cambios significativos y duraderos en la personalidad del paciente, se puede concluir entonces que este tipo de psicoterapia, por medio de las técnicas que utiliza, tiene como finalidad ayudar a los pacientes a ser conscientes de sus sentimientos, emociones y recuerdos inconscientes que le causan ansiedad y que a su vez afectan su funcionamiento cotidiano, para que de esta manera puedan mejorar su calidad de vida, y por tanto, hacerla más satisfactoria (Compas y Gotlib, 2003).

Es comúnmente conocido que esta psicoterapia esta enlazada al uso del diván, Borensztejn (2010) afirma que “no puede imaginarse un símbolo más representativo de la terapia psicoanalítica que el diván” (2010; p. 7). Sin embargo, Kweksilber (2011), plantea que a pesar de que la psicoterapia psicoanalítica y el diván parecen estar casados, esto no responde a una exigencia basada en la teoría sino más bien a la práctica.

El diván es utilizado para que el paciente ponga en práctica la técnica de la asociación libre, la cual a su vez provoca la atención flotante del analista. Esta técnica fomenta la comodidad y relajación del paciente, limita el contacto visual y favorece al insight, la regresión y el análisis de los sueños, los cuales son elementos importantes en el proceso psicoanalítico (Borensztejn, 2010), en es fin, un espacio íntimo para que el paciente pueda hablar de sí mismo (Bernardi, 2001).

Se puede decir entonces que, en relación a la psicoterapia psicoanalítica, el diván es un elemento que, a pesar de no ser obligatorio, es de gran utilidad para llevar a cabo el proceso psicoterapéutico, pues es una herramienta que permite poner en práctica las técnicas para que el paciente pueda hacer consciente lo inconsciente, lo cual es el principio básico de este tipo de psicoterapia (Ghilioni, 2000).

Compárteme en:
fb-share-icon20
Tweet 20

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *