Actualmente para ser psicólogo, es necesario graduarse en psicología en alguna Universidad presencial, o a distancia. El Grado pertenece a las ciencias de la salud, por lo que es recomendable hacer el Bachillerato de Ciencias, ya que a lo largo de los 4 años nos encontraremos con numerosas asignaturas relacionadas con la Biología y Fisiología que nos serán muy útiles para estudiar y aprender el funcionamiento del ser humano. En 4 años si todo va bien, se obtiene el título oficial de ” Graduado en Psicología”. Tras este proceso se puede optar por presentarse al “PIR”: psicólogo interno residente, para trabajar como psicólogo en algún centro de salud público. Estas oposiciones se convocan de manera anual, el examen es un tipo test con preguntas generales sobre psicología, que se han estudiado a lo largo de toda la carrera. Si este examen es aprobado, el puesto de trabajo como psicólogo especialista, durará 4 años, y según la nota obtenida, existirá la posibilidad de elegir el centro que más nos convenga.

La otra opción si se quiere ejercer como psicólogo en alguna consulta, gabinete, o montar una consulta propia para atender a nuestros  pacientes, es hacer el Máster General Sanitario, que nos da acceso a la titulación de “Psicólogo General Sanitario”. Ahora ya seríamos Personal Sanitario, y esto da acceso al trabajo con pacientes, a la evaluación y diagnóstico de las personas que acudan en nuestra ayuda. 

Podemos seguir especializándonos, y bien optar por la elección de alguna corriente psicológica como método de trabajo, como la corriente Humanista, Sistémica, la Gestalt, Psicoanálisis… etc, (describiré las diferentes corrientes en un post posterior) o bien centrarnos en un tipo de población como la atención temprana a niños y recién nacidos, atención geriátrica,  drogodependencias… etc. La otra opción es convertirnos en experto en algún tipo de afección o psicopatología, como el Autismo, el Síndrome de Down u otras menos conocidas como Prader Willy.

Elijas la opción que elijas, entrarás en un universo precioso, en el que el contacto con la gente es la base para todo cuanto hagas en tu día a día, el vínculo que establezcas con aquellos con quienes estés en contacto será la clave de una buena ayuda con resultados muy positivos para las personas que estén en proceso de recuperar su equilibrio.

Compárteme en:
fb-share-icon20
Tweet 20

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *