Hoy desde equilibrio y mente, vamos a hablar del enfado desde la perspectiva de usarlo para una manipulación de los otros, ya sea o no una intención deliberada.

Este tipo de enfado, es un enfado instrumental, que se utiliza para conseguir algún tipo de beneficio para el sujeto o ganancia secundaria. Su origen se debe a un aprendizaje temprano del uso del enfado como herramienta para alcanzar lo deseado.

Para estas personas, expresar enfado supone una manera eficaz de poder controlar a las otras personas que están a su alrededor. Las consecuencias que estas acciones tienen sobre los otros es que acaben distanciándose cada vez más de la persona que emplea el enfado de esta forma, aparecen también el resentimiento y en ultima instancia la rabia.

El enfado puede suponer una ganancia para quien se enfada.

Esto es habitual en situaciones donde ha existido un consumo de sustancias y en situaciones de abuso y violencia, donde se han tenido experiencias en las que el enfado es valido para manipular o intimidar a otros.

En consulta, lo más apropiado es interpretarlo y confrontar al paciente con este tipo de enfado, para fomentar el que haya una comprensión por su pare de las motivaciones subyacentes al enfado y los objetivos secundarios Este tipo de enfado no debe activarse en consulta, simplemente hablar de una manera asertiva para que llegue a darse cuenta del empleo que se hace del mismo.

Puede ocurrir que las personas que usan el enfado de esta manera, no lo hagan de manera consciente, por los que no pude hablarse de una manipulación deliberada. la terapia debe basarse en descubrir conductas más adaptativas para conseguir los objetivos de la persona.

Compárteme en:
fb-share-icon20
Tweet 20

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *