Desde equilibrio y mente hoy vamos a analizar brevemente algunas características dela histeria como estructura de la personalidad.

Esta estructura se genera en la infancia, por un hecho traumático o varios que el sujeto vive como traumáticos. Entendiendo traumático como cargado de un afecto excesivo que la persona no es capaz de interiorizar y ve sobrepasadas sus capacidades.

En consulta, es necesario nombrar el afecto asociado a este hecho traumático, ya sea rabia, enfado, dolor.. es importante en este punto la reacción que la persona tiene en consulta, y como responde (su modo de desahogarse), en este punto el lenguaje sustituye a la acción. En el caso de que no haya reacción por parte del sujeto, no podrá haber una asociación.

Es necesario que el paciente entienda su síntoma, y lo más difícil, lo acepte.

A menudo, vemos en consulta la reproducción de las relaciones tempranas con las figuras de apego, y buscan en el analista aquello que no pudieron ser ante el objeto de amor temprano.

Otro punto fundamental será el deseo del sujeto. En la estructura histérica, no es algo autónomo, sino que depende de un otro externo que lo mantenga.

Este reconocimiento del deseo, debe hacerse en varios puntos:

1.- Si hay o no una represión del deseo

2.- Si depende claramente de un otro, ya que se creará “un agujero en el psiquismo”, como Freud nombró, y aquí es donde empleo el término de histeria.

3.- Si el deseo genera angustia, o bien la no realización del mismo.

4.- Los recursos yoicos que la persona tiene disponibles para tratar de alcanzar su deseo.

Compárteme en:
fb-share-icon20
Tweet 20

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *