La histeria fue la primera estructura descubierta por Freud, que lo ayudó a la comprensión de la neurosis y en ultimo fin, a la creación del psicoanálisis. La histeria se pensaba que era solo del género femenino, ya que la mayoría de las mujeres que consultaban tenían síntomas histéricos como: anestesias sensoriales, contracturas, parálisis, convulsiones epileptoides, tics, vómitos permanentes, anorexia, perturbaciones de la visión, alucinaciones visuales recurrentes; lo que se puede ver claramente en el caso famoso de Elizabeth Von R. Estos síntomas llamaban la atención porque no tenían un origen somático, que hoy se conocen como trastornos somatomorfos. Freud va a llegar a unificar todos estos síntomas con la teoría traumática de la histeria y posteriormente explicados mediante el mecanismo de la represión.

 

A partir del siglo XVIII, Mesmer en Francia, Braid en Gran Bretaña, y sobre todo Charcot en el Hospital de Salpêtrière, demuestran el poder de la hipnosis sobre los síntomas histéricos. Descubren que por medio de la sugestión, éste hace aparecer y desaparecer el síntoma en virtud de una escisión de la conciencia.

 

Freud se dio cuenta cuando estaba con Breuer, que con la ayuda de la hipnosis, el acto de palabra que dice el recuerdo de la escena traumática hace desaparecer su efecto somático, que es el síntoma como retorno de lo reprimido. Así mismo, y más allá de Breuer, Freud descubre que ese trauma psíquico, causa de la histeria, es una experiencia sexual prematura que ha sorprendido al sujeto..

            Freud plantea que el ataque histérico es el retorno de un estado psíquico que el paciente ya ha vivenciado alguna vez, es decir, el retorno de un recuerdo. Este recuerdo es inconsciente y es lo que dice Freud que causó el desencadenamiento de la histeria (trauma psíquico). Entonces la histeria es tan importante en la historia del psicoanálisis, porque al tratar a pacientes histéricas como Dora, Anna O, Elizabeth Von R., entre otras, le permitió a Freud descubrir el mecanismo de la represión y abandonar la hipnosis e implementar la regla fundamental del psicoanálisis: la asociación libre.

 

            Ahora, lo que interesa son las características de los pacientes histéricos que acuden a terapia o a análisis. Fiorini, en “Estructuras y abordajes en psicoterapias psicoanalíticas” señala “Cada una de estas subestructuras presenta cualidades particulares, por lo que se supone que también requiere abordajes técnicos diferenciales propios para cada una de esas zonas y subestructuras en juego en el campo clínico” (Fiorini, 2002, p. 62 ). Esta es la importancia de estudiar cada estructura clínica, pues los abordajes varían según la estructura y su conocimiento ayuda a dirigir la cura. Por lo tanto, Fiorini (2002), plantea una modalidad de abordaje para la histeria, basándose en: la organización caracterológica, el estilo de comunicación, y aspectos psicopatológicos del paciente, es decir, a la estructura psicodinámica profunda.

 

La organización caracterológica habla del modo de ser del histérico, lo que comúnmente se conoce como histeria y lo que permite a grosso modo reconocer una persona histérica. En líneas generales, este modo de ser es muy afectivo, dramático, dominante, genera sufrimiento y agresivo. Hay tres aspectos que conforman lo que se podría llamar carácter histérico que son:

 

  • El carácter histérico tiene tendencia a manejar situaciones grupales de interacción cotidiana de modo de configurar escenas, es decir, representando la dramática edípica: inclusión, exclusión, ilusión, desilusión, idealización, denigración. Esto suele ser muy comentado, pues los pacientes histéricos buscan repetir triangulaciones y colocarse en las posiciones de denigración o de idealización.
  • Posición egocéntrica, es decir, la posición narcisista histérica, en donde se presentan oscilaciones entre un yo activo y un yo pasivo. El paciente histérico va de la actividad a la pasividad, lo que se puede ver en las posiciones de victima o de victimario.
  • Tendencia a presionar las situaciones de interacción de modo de hacer hablar a todos un lenguaje de afectos, mucho significado afectivo.

 

De las emociones histéricas también nos habla Shapiro (1965), planteando que las estructuras histéricas se caracterizan por el estallido emocional, que son aquellas explosiones afectivas que es lo que mayormente hace que consulten por tratamiento. Sin embargo, estos estallidos tienen una particularidad, que es que tras un breve periodo de estallido o de episodio afectivo, el paciente queda imperturbable ante el síntoma, es decir, como si nada hubiese ocurrido. Esto se relaciona con “la belle indiference”, de la que nos habla Freud cuando las pacientes eran indiferentes hacia sus síntomas conversivos y así mismo sucede con sus explosiones emocionales. Según Shapiro (1965), las pacientes histéricas no consideran los sentimientos expresados o vivenciados durante el estallido emocional como representativos de lo que realmente sienten, sino que lo sienten como una extraña pasión que las atrapa, o como algo que pasa a través de ellas. Por eso es que se dice que la emocionalidad del histérico es, vívida y explosiva, pero profundamente superficial.

 

Según Fiorini los aspectos caracterológicos se abordan con preguntascomo “cómo es usted”, nivel descriptivo. Se trata entonces de entender cómo es ella, y cómo ese modo de ser de ella afecta a los otros. Fiorini (2002), también plantea el uso de las confrontaciones y lo que se trata de confrontar es “cómo me veo yo, cómo me ven los otros y cómo me ve usted”. A veces estas confrontaciones suelen ser muy duras pero Fiorini plantea que los pacientes aceptan esto con el pensamiento de que “lo hace porque me quiere”, es decir, bajo transferencia. Otra técnica utilizada para que el paciente se de cuenta de su organización caracterológica es mediante el rol playing, la dramatización en el imaginario, sobre qué diría, que haría. Estos son modos de ser que pueden ser presentados al analista desde las entrevistas preliminares, en su discurso y en su relato sobre acontecimientos pasados.

Compárteme en:
fb-share-icon20
Tweet 20

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *