Hoy desde equilibrio y mente, vamos a hablar de la importancia de uno de los mecanismos de defensa que a menudo actúan cuando vamos a consulta como pacientes, la represión.

A menudo me encuentro en consulta pacientes que acuden diciendo “Hoy no tengo nada que contar”… es llamativo, que esta afirmación se repite últimamente, y es en esos momentos en los que el paciente cuando comienza a hablar y a menudo que se desarrolla la consulta, se da cuenta de que realmente sí tenía muchas cosas de las que hablar, y que no había reparado en ellas, surge la sorpresa cuando transcurre el tiempo y termina la sesión, y aun quedan muchas, muchísimas cosas de las que hablar.

La represión, como mecanismo de defensa es una de las cosas que produce, el “esconder” aquello de lo que no queremos hablar, y nos lleva a pensar que no hay nada de lo que hablar… pero no es cierto, simplemente reprimimos aquello de lo que precisamente debemos hablar.

Por este motivo, es importante no pensar en la sesión que vas a tener, ni en lo que le vas a decir a tu terapeuta, sino, simplemente acudir… y hablar, hablar de lo que te apetezca, de lo que te salga en ese momento, y saldrán partes de inconsciente que parecían olvidadas.

Te animo, a que pruebes a tener una sesión, para que compruebes de lo que hablo….

Compárteme en:
fb-share-icon20
Tweet 20

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *