Esta fórmula se refiere a que hay grandes conjuntos de síntomas que definen “estructuras clínicas“, entre las cuales existen diferencias que no se pueden reducir a una gradación. Por otra parte, esto implica que un sujeto a quien el diagnóstico sitúe en una de estas grandes categorías no puede cambiar de una a otra. Si esto llegara a producirse, habría que interpretarlo como la consecuencia de un error de diagnóstico, o simplemente justificarlo porque en su día no se contaba con elementos suficientes para establecer tal diagnóstico de forma más segura. 

Por supuesto, una persona habrá pasado por momentos distintos, en los cuales sus síntomas habrán adoptado formas diversas, pero debe haber algo que se haya mantenido constante a lo largo de todos esos años, algo invariante que es lo que tratamos de describir recurriendo a la noción de estructura, oponiéndolo a lo pasajero y engañoso de los fenómenos.  

De inspiración freudiana (ya que Freud siempre intentó definir diferencias cualitativas entre distintos tipos de trastornos y encontrar los mecanismos causales específicos de cada grupo de síntomas) pero acuñada por Lacan, la expresión “clínica estructural” significa que grandes conjuntos de síntomas definen estructuras clínicas diferenciadas e invariables. La hipótesis estructural permite examinar las formas diversas que pueden adoptar los síntomas en distintos momentos sin perder de vista lo que es permanente y definitorio.

 

LAS TRES ESTRUCTURAS CLÍNICAS FUNDAMENTALES, 

La clínica estructural parte de tres grandes ámbitos de trastornos, fenómenos o síntomas que se definen como estructuras clínicas y que corresponden a las neurosis, las psicosis y las perversiones, dominios que contienen, a su vez, una variedad de diferenciaciones internas.

La diferencia entre estos tres grandes dominios de la clínica es, tanto para Freud como para Lacan, inseparable de la cuestión de la causa de los fenómenos psíquicos.

Desde Freud en la base de estas tres estructuras subyacen tres mecanismos fundamentales:

•Represión (Verdrangung) à NEUROSIS

•Forclusión (Verwerfung) à PSICOSIS

•Denegación (Verleugnung) à PERVERSION

 

El diagnóstico estructural en la perspectiva psicoanalítica

El Complejo de Edipo como piedra angular de las neurosis

CASTRACION

Neurosis  – Psicosis – Perversión 

Represión            /       Forclusión       /         Denegación 

 

LA CASTRACIÓN

La Castración es la operación simbólica que determina una estructura subjetiva.

La castración recae sobre el falo en tanto es un objeto no real, sino imaginario.

El Pasaje por el Edipo instaura la inscripción de la falta en el sujeto. Ya que la castración implica : 

1.En primer lugar la renuncia a ser el falo

2.Pero también significa la renuncia a tenerlo

3.Además la castración no solo recae sobre el sujeto sino también sobre el Otro, instaurándose así una falta simbólica

Entre Neurosis y Psicosis la diferencia estructural es neta : el neurótico dispone de una serie de referencias simbólicas, leyes suficientemente reguladas como para poder orientarse en un mundo compartido y que le permiten dar un sentido a la vida y a las relaciones con los demás; el psicótico, cuando delira, habita ese delirio propio, único, y que ha tenido que organizarse para reconstruir un mundo desmoronado. 

•Se encuentra con un mundo sin ley -las leyes no pudieron funcionar o dejaron de hacerlo en medio de una catástrofe subjetiva- cuyo orden no se sostiene y le incumbe la tarea de reconstruirlo, de inventar un orden nuevo que vuelva a dar sentido a la vida y a los objetos.

Las fronteras entre Neurosis y Perversión son menos tajantes que entre Neurosis y Psicosis y no son del mismo orden.

Las dificultades diagnósticas se dan en más de un sentido, dado que existen neuróticos con rasgos de perversión y hay en la sexualidad misma una virtualidad perversa y hay sujetos perversos cuyos síntomas son de apariencia neurótica. Por tanto, la mayor orientación procede del conocimiento profundo de los mecanismos causales en juego en una y otra estructura.

 

NEUROSIS, A NIVEL DESCRIPTIVO

Ø Perturbación

Ø  Síntomas

Ø Formas clínicas: neurosis de ansiedad, neurosis histérica, neurosis obsesiva, neurosis fóbica.

Ø Estas diversas combinaciones de síntomas no son exclusivas, así que un solo individuo puede presentar dos o más de ellas.

Ø Puede ser en un momento puntual de la historia del sujeto

Ø Son modificables

 

NEUROSIS A NIVEL ESTRUCTURAL

Ø Se trata de una forma de funcionamiento psíquico. 

ØBase de estructuración de la personalidad de un sujeto.

ØMecanismo fundante: La Represión

Øsignifica la existencia de conflictos psíquicos inconscientes (traumas)

Ø Formas estables, automáticas de regulación de las angustias y conflictos Ic.

Ø Inmodificables – solo desde la perspectiva de la rectificación subjetiva

 

SINTOMA

• Incapacidad para resolver  adecuadamente los conflictos inconscientes

  • Son consecuencia del fracaso del Yo en llevar a cabo su función de síntesis e integración entre las pulsiones del Ello, las exigencias del Superyo y las exigencias externas.

• El síntoma aparece como formación sustitutiva

•Es una formación de compromiso entre las fuerzas reprimidas y represoras de la personalidad. Se unen en un mismo fenómeno dos tendencias opuestas, una de las cuales busca su descarga y la otra se opone  a esta.

  • En este sentido el síntoma es una salida, es la solución que encuentra el neurótico ante su conflicto Ic.

• En el síntoma se obtiene una satisfacción, aunque parcial y limitada de los impulsos reprimidos à Beneficio Primario de la enfermedad

•Por otra parte el síntoma es fuente de satisfacción para la pulsión de muerte. 

Beneficio Secundario del síntoma à es una ganancia de tipo narcisista que obtiene el neurótico a través de su síntoma (integración del síntoma al YO)

  • EL SINTOMA TIENE DOS VERTIENTES:
    • SINTOMA – MENSAJE

• Formación del Inconsciente

• Sustituto  de la verdad del Ic.

• Se nos ofrece para el desciframiento – Interpretación

              SINTOMA – GOCE (PULSIÓN)

•  El síntoma no solo es metáfora, sino que comporta un componente pulsional

• Hay una satisfacción en el displacer

•Eso explica su inercia,

• Compulsión a la repetición

 

ESTRUCTURAS CLÍNICAS

Formas estables de regulación de las angustias, de los conflictos profundos, que funcionan como sistemas de homeostasis reiterada, automática 

•A partir de estas formas estables , se instalan modalidades de comunicación, temas que insisten  propios del fantasma de cada estructura

•La identificación de estas formas estables de funcionamiento nos permitirán abordar al paciente desde la perspectiva estructural y hacer el dx. psicoanalítico

 

ESTRUCTURA HISTÉRICA:

  • ASPECTOS ESTRUCTURALES
  • Situación edípica infantil à relaciones triangulares edípicas muy intensas, que deben ser reprimidas y en muchos casos derivan en síntomas: conversivos/disociativos
  • Angustias de castración à dos posibilidades:  
  • Vivir la castración (sumisión, masoquismo, serviles – amor)
  • Posición fálica omnipotente
  • Defensas típicas à represión (sexualidad) , conversión y  disociación

ASPECTOS CARACTEROLÓGICOS

•Configurar Escenas relacionadas con la trama edípica (triangularización, inclusión, exclusión, ilusión, desilusión)

•Lenguaje afectivo predomina sobre el racional

•estilo de comunicación Impresionista

•Fragmentación del registro de situaciones (selectivo)

•Predominio de las emociones

Compárteme en:
fb-share-icon20
Tweet 20

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *