Hoy, desde equilibrio y mente, vamos a hablar de la Agorafobia y el síndrome de Roth.

El Síndrome de Roth, es llamado en homenaje a Sir Martin Roth quien en 1959 lo describiera con gran detalle:  consiste en un cuadro de despersonalización y desrealización agudos de la persona, como respuesta a un factor de estrés producido sobre un sujeto con una predisposición fóbica y una hiperexcitabilidad del sistema noradrenérgico.

Sufren un cuadro de despersonalización con sensación de cambio en el esquema corporal, sensaciones de desrealización y extrañeza que en ocasiones representan la alteración del lóbulo temporal, sensación de agrandamiento o alejamiento de objetos, (macropsia/micropsia), deformación del rostro de los seres queridos, intensa angustia y ansiedad fóbicas con fuerte sensación de miedo, en especial de tipo agorafóbico, consintamos como  un fuerte temor de abandonar el domicilio o en ocasiones hasta las habitaciones, temor a lugares públicos o aglomerados de gente, los espacios abiertos o zonas con pocas probabilidades de “escapar si pasa algo”, y que incapacita y confina al paciente. Existe paralelamente un temor al ridículo, vergüenza e incluso culpa.

El cuadro tiende a cronificarse trasformándose la mayoría de las veces en un cuadro de pánico con ó sin agorafobia, si no es tratado por un profesional sanitario.

El comienzo, según la investigación de Lelliott y Marks tiene lugar generalmente en lugares públicos en el 81 %, la escuela en el 11 % y el hogar en el 8 % de los casos . No siempre el factor desencadenante es un stress severo o una situación límite ya que en algunos casos inicia el cuadro un simple movimiento brusco de rotación de la cabeza, un cambio de posición o una caída.

Los síntomas autonómicos están generalmente presentes con palpitaciones, sensación de ahogos, mareos, a veces vértigos, sensaciones de desdoblamiento de la personalidad donde el paciente siente como que es espectador de sí mismo, y se ve desde fuera.
Puede haber sensación de muerte o de pérdida de la razón.

La situación produce tal grado de terror que el paciente teme hasta relatarla. Una paciente tarda de media, unas 10 entrevistas en poder contar su experiencia con detalle.

 

Si alguna vez te has sentido así, o te identificas con los síntomas, ponte en contacto con cualquiera de los miembros de nuestro equipo de equilibrio y mente, podemos ayudarte a que te sientas mejor.

Compárteme en:
fb-share-icon20
Tweet 20

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *