Hoy, desde Equilibrio y mente vamos a describir algunas de las terapias que más se utilizan en la actualidad en el tratamiento del cáncer:

La terapia de conducta de innovación creativa o entrenamiento en autonomía de Eysenck y Grossarth- Maticek iría dirigida a personas que presentan tipo 1 y 2 de reacción al estrés. De forma profiláctica trataría de reducir las muertes debidas a cáncer o cardiopatía coronaria e ictus, o bien trataría de alargar las vidas de las personas con estas enfermedades. 

La Terapia Psicológica Adyuvante,  propuesta por Moorey y Greer parte de la terapia cognitiva para la depresión de Beck. Entiende que son las valoraciones del enfermo sobre el carácter de amenaza de la enfermedad , su control sobre ella y sobre el pronóstico las que pueden determinar la reacción emocional y conductual del individuo. Proponen la Terapia Psicológica Adyuvante para la intervención en el cáncer. Es una terapia basada en la terapia cognitiva para la depresión de Beck pero adaptada a los pacientes con cáncer. Intenta mejorar la calidad de vida y las estrategias de afrontamiento, utilizando diferentes métodos cognitivos, conductuales, expresión emocional y trabajo con la pareja.

La Terapia de Visualización de Simonton se aplica en los casos de cáncer, con el objetivo de incrementar tanto la calidad como la cantidad de vida. Utiliza técnicas de relajación y de visualización para fortalecer la respuesta inmune. Los estudios que se han realizado hasta este momento indican que con esta terapia se consigue mejorar la calidad de vida, pero no está tan claro que incremente la cantidad de vida. 

Se considera un factor protector para el desarrollo del cáncer: La hipótesis de Eysenck: alto neuroticismo, alto psicoticismo y baja extraversión.

Compárteme en:
fb-share-icon20
Tweet 20

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *