Mi padre tiene novia y la odio!

Estas en una situación en la que tu padre tiene novia y sientes odio!

¿Eres la «novia del padre, la novia odiada»?

Tienes pareja con hijos de una relación anterior y , ¿sientes que no hay manera de conectar con ellos? Es como si tuvieran un «rastreador» de las cosas  que haces, para interpretarlas como negativas y decir y que no les gustan… no te asustes, es y será así por un tiempo. Ten paciencia, y dedícales todo tu amor, ellos en el fondo lo agradecen, y siempre lo recordarán.

Esta situación suele darse especialmente en las niñas que están en una edad cercana a la adolescencia, cuando el papá presenta a una nueva pareja tras el divorcio.

Para los niños es muy duro aceptar un cambio en su dinámica familiar después de haber pasado por el proceso de la sedación o divorcio de los padres . Es necesario sentir empatía para entender el rechazo que genera en ellos esta nueva relación. Este rechazo que aparentemente sienten, no es algo personal, no es hacia la «novia» del papá, sino hacia la figura que representa como sustituta de la mamá, o en el caso de niñas adolescentes, como rival a la hora de tener el amor del padre.

Son situaciones complicadas para todos, especialmente para la nueva pareja que trata de estabilizarse y adaptarse, y las niñas pueden vivir esta situación con cierta «amenaza» que hace peligrar su relación con el padre,  pueden sentir que son menos queridas desde que apareció la nueva mujer, y esto genera el sentimiento de «odio».

No existe amor sin odio y viceversa… toda situación de «odio» oculta un gran amor, un amor oculto….

Esta publicación sobre los padres, las novias y la relación con los hijos, y otras más de temática similar en torno a las relaciones familiares,  o relacionadas con el ámbito de la psicología están disponibles en nuestro Blog, puedes consultarlo en el siguiente enlace:

BLOG

También puedes ponerte en contacto para cualquier duda o aclaración que desees. Sin compromiso alguno.

CONTACTO

Puedes consultar otras publicaciones de diversos autores, y pertenecientes a instituciones académicas:

OTRAS PUBLICACIONES

Estudios del apego, René Spitz

Estudios del apego, René Spitz, es un breve resumen de la obra del autor que investigó la importancia de los primeros vínculos de la infancia

René Spitz ( Austria 1887 – Colorado, 1974), estudió Medicina en Budapest, posteriormente se forma en la doctrina psicoanalítica bajo la entonces corriente imperante de Sigmund Freud. Enseñó psicoanálisis en la Escuela Superior de París, y en 1939 emigra a Colorado, donde realizó la mayor parte de su investigación sobre el desarrollo de los niños.

Con sus Estudios del apego, René Spitz comenzó las investigaciones en el área infantil en 1935, y entonces fue uno de los primeros investigadores que empleó la observación directa como método experimental, estudiando a niños sanos y enfermos.

Las principales contribuciones científicas vinieron de sus estudios sobre la carencia afectiva sobre los niños y de los efectos maternales, valoró cuestiones como las transiciones del desarrollo, los procesos de comunicación eficaz y la comprensión de la complejidad en el desarrollo.

Acuñó el término «depresión anaclíctica» (hospitalización) para identificar la carencia afectiva (la pérdida del objeto amado)

Cuando este objeto amado le es devuelto al niño dentro de los tres a cinco primeros meses de vida, hay una recuperación sin secuelas emocionales.

Si la privación supera los primeros cinco meses de vida del niño, éste mostrará síntomas de deterioro cada vez más graves. A la completa privación del objeto amado es a lo que denominó «hospitalismo».

Los Estudios del apego, René Spitz, y la importancia de la seguridad en el niño.

Estudia las secuelas del «hospitalismo»en niños internados en un orfanato …. Ahí os dejo el link, considerando que una imagen, vale más que mil palabras…

Si quieres saber más sobre el apego, puedes consultar el Blog, donde encontrarás más publicaciones

BLOG

 

El vinculo de apego

Anna Freud y Dorothy Burlingham, en informes sobre las Hampstead Nurseries, realizados durante la Segunda Guerra Mundial han aportado ejemplos de la intensa hostilidad de niños hacia la figura amada, cuando han sido separados de la misma en edades tempranas. Se observó la intensa ansiedad y agitación que manifiestan muchos niños de corta edad cuando ingresan en un hospital o guardería-residencia, y la desesperación con la que más adelante cuando vuelven a su hogar, se aferran a sus madres y las siguen a todas partes.

Bowlby, en 1944 elabora una hipótesis sobre la ambivalencia amor-odio que sienten los niños que han sido separados de sus madres a edades tempranas, y como se intensifican ambos sentimientos.

Los cuidados del adulto se regulan por un sistema de conducta complementario, cuando los niños lloran, éstos tratan de calmarlos, y cuando sonríen es una recompensa, cuando los padres se mueven, los bebes les siguen con la mirada, estos dos sistemas crean el tipo de relación que fomenta la supervivencia del bebé.

Un sistema de conductas consiste en un conjunto de comportamientos que hacen la misma función, aunque sean morfológicamente diferentes, como la risa o el llanto. El sistema de apego es similar en algunos aspectos a los sistemas psicológicos que regulan la temperatura corporal, o la presión sanguínea, cualquier obstáculo real o percibido, para el mantenimiento de la proximidad resulta ansioso, lo que desencadena comportamientos de apego para restablecer la cercanía. 

Así, las conductas hasta conseguir el objetivo de proximidad  persisten hasta se haya conseguido. El grado de proximidad requerido para mantener la ansiedad a raya está relacionado con con factores exógenos y endógenos, incluyendo la edad del niño, el estado físico y emocional y las amenazas percibidas en relación al ambiente.

El establecimiento y el mantenimiento de la proximidad engendra sentimientos de amor y de seguridad, mientras que las disyunciones en la relación típicamente generan ansiedad y a veces enfado o tristeza, dependiendo de las valoraciones.

El apego es uno de los sistemas de comportamiento distintivos, pero entrelazado, incluyendo la exploración, el cuidado, la afiliación y el apareamiento sexual. Cada sistema sirve a una función única y responde a diferentes señales ambientales. Al menos durante la infancia y la niñez, el apego e el sistema preexistente y su activación completa excluye la activación de otros sistemas.

A medida que las experiencias de los niños sienten seguridad (Sroufe y Waters, 1977), el sistema de apego está inactivo y otros sistemas están disponibles para la activación, aunque sigue habiendo una comprobación de la disponibilidad de la figura de apego. En términos de evolución ha sido adaptativo para los niños sentirse suficientemente seguro para participar en juegos y exploración cuando una figura familiar está disponible para responder si es necesario. La reacción más segura ante cualquier amenaza  o desconocimiento es dedicar la engría y atención al restablecimiento de la proximidad.

Esta publicación sobre el vinculo de apego, y otras más de temática similar en torno al apego,  o relacionadas con el ámbito de la psicología están disponibles en nuestro Blog, puedes consultarlo en el siguiente enlace:

BLOG

También puedes ponerte en contacto para cualquier duda o aclaración que desees. Sin compromiso alguno.

CONTACTO

Puedes consultar otras publicaciones de diversos autores, y pertenecientes a instituciones académicas:

OTRAS PUBLICACIONES

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
WhatsApp chat