Proceso psicoterapéutico II

Proceso psicoterapéutico II es la segunda publicación en torno a la terapia y el proceso.            

Otro elemento importante a destacar es la trasferencia. Importante en todo el proceso terapéutico.

Según Freud (1912) la transferencia es el vínculo particular que se da entre dos personas, que traspasando en mucho a la medida de la relación corriente, varían desde la tierna entrega hasta la más terca hostilidad, tomando todas sus devenidas inconscientes.

Por otro lado, en relación a la contratransferencia, Freud (1910) comenta que es una especie de obstáculo en la proceso de la cura que indicaría la necesidad de que el psicoterapeuta retrocediese a su análisis para aclarar de qué se trata aquello que lo afecta en la escucha de su paciente.

            De acuerdo a lo anterior,la transferencia y la contratransferencia son también elementos que los participantes consideran como experiencias positivas que forman parte del proceso psicoterapéutico, a lo que L.E menciona:

“fue maravilloso, tuve muy buena transferencia y contratransferencia con mi terapeuta de verdad siento que nos llevamos muy bien y de hecho yo trabajo con ella, un poco extraño pero es chévere, y bueno de verdad ha sido excelente…fue excelente”.

Nosotros nos sentimos identificados con estas experiencias, ya que la confianza con el psicoterapeuta y la trasferencia y contratransferencia también han sido elementos que, en ocasiones, han favorecido nuestro proceso psicoterapéutico y por tanto los consideramos como indispensables para el desarrollo optimo de nuestro proceso personal y de la psicoterapia.

A pesar de que los estudiantes de psicología consideran la psicoterapia como una experiencia positiva, en contraparte, algunos participantes que asisten a psicoterapia psicoanalítica describen el proceso psicoterapéutico como una experiencia dolorosa.

Lo he vivenciado con demasiado dolor, lo puedo decir, he llegado a tocar demasiado fondo y, o sea como que es un sube y baja, sube y baja, sube y baja, si hasta yo misma a veces me ahogo pues… duele pues, duele demasiado porque es como encontrarte con tus demonios, enfrentarte a ellos… y bueno, así que yo haya vivenciado [Silencio] mi vivencia ha sido más que todo dolor, lo puedo decir con una palabra, dolor…

¿por qué la psicología y por qué la psicoterapia tiene que ser dolor?

o sea porque tenemos que llegar hasta allí para crecer pues, tal cual, hay que tocar fondo para crecer… pero a veces quisiera que no hubiera tanto dolor pues, y esa es una de las críticas que yo veo” (M.U).

De igual forma, los entrevistados concuerdan en que la psicoterapia es un proceso difícil, a lo que M.U afirma:“te lo juro que creo que es lo más difícil que he experimentado en estos veinticuatro años… porque es lo que yo digo, encontrarse con uno mismo no es fácil”, asimismo, en relación al proceso psicoterapéutico,

A.S refiere: “al principio fue duro”, continuando con la idea, O.B explica:“entonces es difícil porque tú te acuerdas de tu pasado y tal y yo lloro casi todas las sesiones”.

Nosotros, al igual que los participantes, también creemos que asistir a un proceso psicoterapéutico es difícil, esto se debe a que pensamos que no es fácil tomar responsabilidad de los problemas que nos están pasando en nuestras vidas, así como también da temor hacer frente a los mismos.

Tomando en cuenta esto, es relevante comentar que algunos participantes hicieron referencia a que el proceso psicoterapéutico causa resistencia, a lo que A.A explica:

a mí me costó muchísimo ir a terapia o sea yo estuve como tres meses rumiando el asunto así como que voy, no voy, voy, no voy, para mí fue un tema demasiado cagante, fue demasiado cagante, pero bueno, y bueno fue demasiado cagante”.

En relación a esta postura, Gallardo(2010) menciona que asistir a un proceso psicoterapéutico es una situación difícil para la mayoría de las personas, la gente suele pensar que asistir a un proceso psicoterapéutico es algo que necesitan las personas que tienen problemas mentales, que están enfermas o que son débiles, lo cual ocasiona que a estos muestren resistencia ante el asunto y no les sea fácil tomar la decisión de asistir a psicoterapia.

Luego de haber revisado las diferentes percepciones que constituyen el significado que los participantes le otorgan al proceso psicoterapéutico, podemos decir que este se encuentra compuesto por experiencias tanto positivas como negativas.

Nosotros creemos que a pesar de que la psicoterapia ha sido una experiencia positiva en nuestra vida, si han existido momentos en los que se nos ha hecho difícil asistir a este proceso, esto debido a que hemos tenido que hacer contacto con nuestros problemas, sin embargo consideramos que esto último es fundamental para crecer como persona y mejorar nuestras vidas.

Esta publicación sobre Proceso psicoterapéutico II, y otras más de temática similar en torno a la terapia,  o relacionadas con el ámbito de la psicología están disponibles en nuestro Blog, puedes consultarlo en el siguiente enlace:

BLOG

También puedes ponerte en contacto para cualquier duda o aclaración que desees. Sin compromiso alguno.

CONTACTO

Puedes consultar otras publicaciones de diversos autores, y pertenecientes a instituciones académicas:

OTRAS PUBLICACIONES

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
WhatsApp chat