Escisión del Yo

Escisión_del_yo_Splitting

Hoy presentamos uno de los mecanismos de defensa de personas con TLP, la Escisión del yo.

ESCISIÓN DEL YO

La escisión del yo  (splitting) es considerada el mecanismo más primitivo existente, se pone en marcha en los primeros momentos de vida del infante.

En momentos iniciales, el niño necesita separar radicalmente lo gratificante de lo frustrante para ir organizando su mundo psíquico; si No lo hace así, caerá en una situación confusional y no podrá defenderse del peligro ya que no sabrá de dónde procede.

Es una estrategia defensiva básica el ser capaz de situar con exactitud lo bueno y lo malo, lo peligroso y lo inofensivo, lo placentero y lo displacentero.

De esta forma sabremos qué hacer en cada momento, de dónde viene el peligro y nos podremos preparar para ello.

Desde una perspectiva cognitiva, A. Beck (1990) y M. Linehan (1993) se refieren a la escisión como pensamiento dicotómico o pensamiento del “todo o nada”.

Considerándola una de las distorsiones cognitivas más frecuentes del trastorno límite.

El pensamiento dicotómico tiende a ver la realidad en términos de categorías mutuamente excluyentes «las cosas son blancas o negras», y no en un continuo «de grises».

Una persona puede ser amada u odiada, pero es inconcebible que pueda ser ambas cosas.

, no es posible que las personas tengamos aspectos amables y bruscos, no es posible que te quiera alguien que antes te ha echado una bronca…

La evaluación de las situaciones en términos extremos lleva a respuestas emocionales y acciones también extremas, a cambios abruptos entre estados de ánimo opuestos permitiéndoles obviar información que no pueden tolerar.

En este aspecto, el pensamiento típico del sujeto límite se expresaría de la siguiente forma:

“Algunas personas son buenas y todo respecto a ellas es perfecto. Otras personas son profundamente malas y deberían ser severamente culpadas y castigadas por ello” (Mason & Kreger, 1998, p. 55).

La escisión, pensamiento dicotómico o del “todo o nada”, puede manifestarse en otras conductas perfectamente reconocibles en personalidades límite:

  • Con su dificultad de integrar los aspectos placenteros y displacenteros de la persona significativa, el color del sentimiento que tenga hacia él/ella vendrá dada por la última interacción que hayan tenido.
  • Ejemplo: si lo último que ha hecho con su pareja fue discutir, ésta (su pareja) será un ser «absolutamente despreciable», y esto será vivido como un sentimiento autoritario.

  • Cuando hay un problema sólo hay una solución y, además, ésta es inmutable.
  • No es fácil que estas personas puedan tener diferentes puntos de vista al mismo tiempo, no existe flexibilidad en sus pensamientos (aunque, la inconstancia en su vida, ideas y opiniones es otra característica crucial).
  • Los esfuerzos suelen ser de tipo extremo: no son capaces de dedicar un espacio de tiempo a cada una de las tareas o cosas que tienen entre manos, sino que acometen una abandonando por completo las demás.

 

  • Ejemplo: Si están leyendo un libro, no hacen otra cosa hasta que lo acaban, o hasta que se cruza otra tarea y dejan inacabada la anterior (que suele ser lo más frecuente).

 

  • El sadismo y el masoquismo, tan frecuentes en estas personas, son un reflejo también de aspectos escindidos del Yo.
  • Tienen la necesidad de que la naturaleza de las relaciones que mantienen con otras personas esté extraordinariamente bien definida: o es amiga/o de otra persona, o es su amante, o su compañero/a… pero no varias cosas a la vez.
  • Es un mecanismo de defensa que les ayuda a llevar mejor (temporalmente y a corto plazo) una situación que en ese momento es intolerable para ellos.
  • Es un tipo de pensamiento variable, que no está presente en todo momento, poniéndose en marcha sobre todo en situaciones de activación emocional.

La dicotomización no está sólo dirigida hacia el mundo exterior y hacia los demás.

Esto genera que  alternan de día en día o de hora en hora: por la mañana puede sentirse la reina del Universo, por la tarde la mujer más desgraciada y más sola.

Estas personas también muestran visiones contradictorias coexistentes e imágenes de sí mismas.

Este cambio irá en función de que obtenga lo que necesita de los otros ya que su identidad se fundamenta en su relación con las personas significativas.

La escisión se produciría entre áreas o parcelas psíquicas, lo que impediría que coexistan opciones diferentes y es que “dividir el mundo en bueno y malo lo hace más fácil de entender” (Mason & Kreger, 1998, p. 57).

Esta publicación sobre Escisión del yo, y otras más de temática similar en torno a la patología TLP,  o relacionadas con el ámbito de la psicología están disponibles en nuestro Blog, puedes consultarlo en el siguiente enlace:

BLOG

También puedes ponerte en contacto para cualquier duda o aclaración que desees. Sin compromiso alguno.

CONTACTO

Puedes consultar otras publicaciones de diversos autores, y pertenecientes a instituciones académicas:

OTRAS PUBLICACIONES

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
WhatsApp chat